Nacido de un sueño inaplazable, El Mont Saint Michel  ya era mágico antes de que en su promontorio se colocara la primera piedra de culto. Un lugar único en el mundo que nadie debería perderse.

Seguir leyendo “El camino del Paraíso”

Anuncios