Lo mío con Honfleur fue amor a primera vista.
Siempre me han fascinado los puertos, su gente, sus olores, su ambiente. Una ciudad o un pueblo marinero es una continua sorpresa, un escenario cambiante sometido al reflejo marino. Seguir leyendo “Erase una vez un puerto…”

Anuncios